La exposición de la Fábrica de Chocolates Matías López permite descubrir unas bóvedas de la época de Felipe II

La búsqueda de información, estudios de documentos y puesta en marcha en El Escorial de la exposición “Imaginario escurialense. La Fábrica de chocolate de Matías López, ha traído consigo la localización de cuatro magnificas bóvedas, construidas entre 1575 y 1576 por Felipe II, allí donde se levantó a finales del siglo XIX una de las empresas más dinámicas de nuestra protoindustrialización.

Ed_Agua_9556br

La exposición surge con la idea de recordar lo que supuso la fábrica de chocolate que el gran empresario gallego Matías López puso en marcha en El Escorial, en el último tercio del siglo XIX, y que cerró sus puertas en 1962, para desaparecer totalmente en los años iníciales de la década de 1970, dando paso a la urbanización de Parque Real.

En un intento de recuperar lo que la piqueta hizo desaparecer, el Ayuntamiento de El Escorial ha puesto en marcha esta muestra, en la que se puede ver desde un vídeo con la recreación de cómo funcionaba la fábrica en su fase productiva, hasta una visión de conjunto de la ciudad jardín que Matías López creó para sus trabajadores, pasando por cientos de objetos utilizados por el fabricante de chocolate para difundir sus productos. Igualmente, en el casco urbano de la Villa y en el vestíbulo de la estación se encuentran los más bellos carteles comerciales publicados por la empresa, así como imágenes de sus trabajadores.

MatíasLópez

Pero lo más sorprendente de los trabajos previos a la organización de la exposición surge cuando un vecino advierte de que en los bajos de uno de los bloques donde se levanta la ya citada urbanización se conservan las “cuevas” donde se enfriaba el chocolate. Visitadas y estudiadas a fondo las citadas estructuras, conociendo los antecedentes históricos en donde se levantó la fábrica y su configuración arquitectónica, no hay duda alguna de su histórico origen.

Por si cupiese alguna duda, a finales del año 1574 Felipe II contrató la construcción de las citadas bóvedas con el nombre de “edificio del agua”, lo que induce a pensar que las bóvedas que pueden contemplarse con detalle en la exposición, y que los viejos chocolateros denominaban cuevas, fueron cuatro grandes aljibes para proporcionar agua a la Villa de El Escorial.

Exposición fotográfica

Hasta el 27 de agosto

Cuatro espacios de exposición: Centro de Exposiciones Castilla (Avenida de Castilla, número 2), Jardines Lorenzo Fernández Panadero, Plaza de España y vestíbulo de la Estación de Tren de El Escorial.

Horarios:

Martes a Viernes

de 11,00 a 13,00 y de 18,30 a 21,00 horas

Sábado y Domingo

de 12,00 a 14,00 y de 18,30 a 21,00