David Muñoz: “Me encuentro con la ambición y la energía de cuando cogí hace seis años al Galapagar”

David Muñoz Rodrigo -Madrid, 1985- ha vuelto a la Sierra para entrenar al Atlético Villalba rodeado de la lógica expectación que despierta quien, hasta el momento, ha logrado los objetivos que le han propuesto sus clubes, incluso yendo un paso más allá. Los aficionados todavía tienen fresco el recuerdo de lo que consiguió con el Galapagar, al que no sólo subió a Preferente, sino que fue capaz de llevarlo hasta las puertas de la Tercera División, tras encontrar la complicidad de una de las mejores hornadas de futbolistas en el casi medio siglo de vida del club de El Chopo. Lo hizo con un estilo reconocible y una capacidad de trabajo y dedicación que parece tener como principal característica el transferir su propia energía vital al club para el que trabaja.

De Galapagar, él lo reconoce, salió muy desgastado: se vació y puso rumbo a lo que parecía iba a ser un año sabático que, sin embargo, no fue tal: fichó por el CD Isoba segoviano para dirigir un proyecto con juveniles en la extenuante Primera División de Castilla y León y, tras dos años de trabajo, lo llevó hasta el ascenso a Liga Nacional la pasada primavera. Con esa aureola de infalibilidad, David Muñoz ha tomado las riendas del Atlético Villalba con plenos poderes en la parcela deportiva para intentar llevar por vez primera en su historia al club tricolor a Preferente.

DavidMuñoz-1

¿Con qué sensaciones llegas al Atlético Villalba y qué es lo que te convenció de su proyecto?

Estoy muy contento, llego con mucha ilusión. ¿Que qué me convenció? Me convenció la estructura del club y el potencial que puede desarrollar. Me gustaría estar cerca para ver el techo que tiene. Es una de las cosas que más me han motivado, la verdad.

Hay una diferencia respecto a tu etapa en Galapagar y es que, mientras en Galapagar sólo hay un club, en Villalba la competencia es mucho más amplia. ¿Afecta eso a tu proyecto?

No, en ningún caso. Vengo a hacer mi trabajo. Me dedico a entrenar equipos y a poner mi sello siempre. Que esté más diversificado el tema deportivo aquí no es ningún impedimento.

Vienes del Isoba de Castilla y León, de hacer dos grandes temporadas, colocando al equipo en Liga Nacional y además con varios jugadores de la Sierra. Da la sensación de que ese proyecto te tenía entusiasmado. ¿No llega el paso de volver a la Sierra demasiado pronto?

Estaba muy contento allí, porque además es un club que fundó mi amigo Marcos Álvarez, y en lo que necesiten yo estaré ahí. Lo que pasa es que he sabido ver mi momento, y mi momento allí ha finalizado. Ha sido una labor de desgaste estos dos años, hemos hecho muchos kilómetros, como bien sabes. Y también me llamaba la atención volver a entrenar en categoría sénior.

IMG_00141
El nuevo fichaje atlético, Alex Seidel, con David Muñoz, Juanan Escudero y el presidente del club, Manuel Bermejo

Cuando saliste de Galapagar tras esos cuatro años tan intensos, personalmente te vi desgastado, con ganas de meter distancia. ¿El Isoba, aparte de los logros deportivos, te ha servido también para tomar esa distancia que necesitabas?

En mi forma de ser y cómo entiendo yo esto, me he desgastado otra vez. Es mi forma ser y no lo puedo hacer de otra manera. Sí que es cierto que, cuando acabé mi anterior etapa, estaba muy cansado y necesitaba descansar. ¿Qué paso? Que entonces me llamó mi amigo Marcos, me dijo que se había embarcado en el proyecto y que le echase una mano. No le pude decir que no. Al final, el tema de la pelota es mi vida y todo lo encamino a ello.

Hablemos del Atlético Villalba: el plan que tienes pasa por la dirección deportiva y por el banquillo. En cuanto al primer equipo, ¿la idea es que se parezca a aquel Galapagar que rozó el ascenso a Tercera División, lo digo en cuanto a unidad del grupo, actitud y ambición de los jugadores?  

No, la idea no es parecerse al Galapagar. La idea es que el Atlético Villalba se parezca a lo que yo quiero transmitir a los jugadores. Al final, aquélla era mi forma de ver el fútbol, y sigue siendo la misma. Ahora tenemos que ver con qué jugadores vamos a contar, cómo vamos a confeccionar la plantilla y, a partir de ahí, trabajaremos en nuestro sello personal, que es lo que nos llevado hasta aquí.

¿Qué te ha parecido el Atlético Villalba este año, cómo ha competido y qué porcentaje de jugadores serían aprovechables para tu nuevo proyecto?

Yo creo que tienen un buen equipo. Los he visto cinco o seis partidos y la verdad es que es un grupo que me ha gustado y del que se puede sacar mucho. No sé decir un porcentaje, pero contamos con la mayoría de los jugadores. Se puede sacar mucho partido.

david-y-juanan

¿El objetivo innegociable es el ascenso, o no tienes esa presión de entrada?  

A ver; se lo dije a Manolo (Manuel Bermejo, el presidente) cuando nos empezamos a reunir: creo que tiene que ser un objetivo a medio plazo. No podemos llegar aquí y decir que vamos a subir, porque no tenemos una varita mágica y, además, no sé si va a ser así. Lo que sí podemos prometer es el trabajo que nosotros desarrollamos y las ganas e ilusión con las que venimos. Obviamente, nos gustaría hacer algo bonito en el club, que para eso han confiado en nosotros, pero de ahí a si vamos a subir o no…Es difícil, pero lo vamos a intentar.

El Atlético Villalba ha sido este año capaz de ganarle los dos partidos al Galapagar, cosa que nadie ha hecho; el año pasado fue líder y éste también ha estado muy arriba… ¿El objetivo es lograr esa regularidad que se resiste?

Sí. En principio, nuestra idea siempre es intentar ganar todos los partidos. A partir de ahí, vamos a intentar ganar el primero y, sobre todo, conseguir una solidez defensiva que, creo, es lo que va a necesitar el equipo si quiere aspirar a cotas altas, más allá de hacer goles y ofensivamente funcionar. En estas categorías lo principal es que el equipo funcione defensivamente. A partir de ahí, tenemos que encontrar una regularidad y una línea ascendente que nos lleve a los buenos resultados.

Hay quien dice que el Atlético Villalba ha podido pagar el traslado al campo de la Ciudad Deportiva, más grande que los campos del polideportivo. ¿Eso de alguna manera condiciona cómo tiene que jugar el equipo?

No, desde mi punto de vista, el campo de la Ciudad Deportiva es de los mejores de la Comunidad de Madrid ahora mismo. Es espectacular y nos viene bien: se puede defender, se puede jugar al fútbol…Se puede hacer todo lo que perseguimos los entrenadores. Lejos de ser un inconveniente, tiene que ser un arma a nuestro favor.

¿Eres de los que se pone a mirar ya desde junio cómo puede quedar configurada la Liga, los rivales y todo lo demás?

Sí, sí…

¿Y qué te parece cómo puede quedar?

Bien, más o menos como ya preveíamos. Al final, si quieres hacer una buena temporada, tienes que ganar a todos los equipos y ser mejores que ellos. Creo que el año será difícil, como todos en los que te planteas hacer algo bonito.

¿Cómo has enfocado tu faceta de director deportivo, en qué vas a incidir y qué teclas te propones tocar?

En lo que más, en la filosofía del club. El objetivo general es que los equipos, si se pusieran otra camiseta, fuesen reconocibles. A partir de ahí, trabajaremos en lo más específico que conlleven esos equipos. Pero el sello personal es lo primero que tenemos que conseguir.

DavidMuñoz

Y formando tándem con Juanan Escudero. Supongo que con él habrá sido más sencillo el aterrizaje

Sí, ha sido mucho más fácil. De hecho uno de los culpables de que esté aquí ha sido él. Nos pusimos a trabajar juntos hace un año. Nos embarcamos en mi segundo año en el Isoba, él en su primero, y a partir de ahí hemos hecho una buena amistad, coincidimos en la manera de trabajar y ver el fútbol, y hemos decidido dar este paso juntos. Creo que nos va a ir muy bien. Más allá de ser buenos profesionales, somos buenos amigos.

Tu sello aún está reciente en Galapagar. ¿Qué te han dicho allí de tu vuelta a la Sierra, tus amigos, los jugadores, el entorno…?

He recibido mensajes por redes sociales, llamadas personales…Me han felicitado y he visto que se han alegrado por mí.

Este año te han calcado aquella temporada con título de Liga y ascenso a Preferente…

Sí, la verdad es que han hecho una temporada tremenda. Desde aquí felicito al club y a todo el equipo porque ha sido un año tremendo. Se veía venir desde hacía varias jornadas que iban a conseguir el ascenso y puedo decir, porque lo sé de buena tinta, que eso es muy difícil, así que, enhorabuena para todos.

La última pregunta tiene que ver con tu energía vital. Cuando saliste de El Chopo tenías ese desgaste que hemos comentado. ¿El David Muñoz de ahora te recuerda al que cogió al Galapagar hace seis años?

Pues sí. Y además, me lo noto a mí mismo en seguida. Estoy deseando que empiecen los entrenamientos y eso que quedan dos meses todavía. Sí: me encuentro con esa energía y con esa ambición que tuve en esos tiempos.

Álex Seidel, primero de los cuatro fichajes del nuevo proyecto atlético

La presentación oficial de David Muñoz como director deportivo del nuevo proyecto del Atlético Villalba fue seguida casi de inmediato por el anuncio del fichaje de Álex Seidel, el primero de los cuatro refuerzos que había confirmado el club al cierre de esta noticia. Seidel regresa a su localidad dos años después de ascender con el CUC Villalba a Tercera División, y tras jugar en el Santa Ana y en el Atlético de Pinto, equipo con el que ha jugado este año en el Grupo VII de Tercera. Considerado como uno de los mejores jugadores salidos de Villalba en lo que va de siglo, Seidel fue en su día reconocido como el mejor futbolista de la Tercera madrileña cuando jugaba en las filas del Trival Valderas, gracias a su capacidad de desequilibrio en banda. Su llegada se considera como un indicio fiable del salto de nivel que el Atlético Villalba pretende dar a su primer equipo.

Tras Seidel, el club cerró las incorporaciones de tres jugadores con los que David Muñoz ya ha trabajado en anteriores etapas: son el guardameta de 23 años, Ramiro Baltasar Pérez, que llega procedente del Hoyo de Manzanares, después de jugar en Tercera División con el Sporting Club Uxama de la localidad soriana de Burgo de Osma, y pasar por clubes serranos como el Atlético Leones de Castilla, el Galapagar, o el CUC Villalba; y dos futbolistas de corte ofensivo como Borja López y Álvaro Alonso ‘Neko’, dos hombres que también trabajaron Muñoz en su etapa en el Galapagar.

Jaime Fresno