Humana entrega en Hoyo de Manzanares 15 bonos de ayuda social para canjear por ropa

Hoyo de Manzanares_firmaEl Ayuntamiento de Hoyo de Manzanares ha recibido 15 bonos de Humana Fundación Pueblo para Pueblo, valorados en 30 euros cada uno, que permiten adquirir ropa de segunda mano. Cada bono tiene un valor de 30 euros y se pueden cambiar en cualquiera de las tiendas Humana de Madrid. Esta iniciativa permite que la concejalía de Bienestar Social, Familia e Igualdad canalice la ayuda a familias con necesidades de vestimenta básica.

La concejala de Bienestar Social, Ana María Lorenzo, acompañada por la edil de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente, Mónica Díaz, recogieron los bonos de manos de una representante de Humana. Humana es una organización que desde 1987 promueve la protección del medio ambiente a través de la reutilización de textil y lleva a cabo programas de cooperación en África, América Latina y Asia, así como de apoyo local en España. El Programa de Apoyo Local que desarrolla la Fundación revierte parte de los recursos obtenidos con la recogida de la ropa y el calzado usado a los municipios con los que trabaja, colaborando en la ayuda a colectivos desfavorecidos.

Los hoyenses donaron más de 33 toneladas de ropa al año En 2016, los vecinos de Hoyo depositaron 33.796 kg de textil usado en los contenedores. La Fundación recogió 8.755 kg durante el primer cuatrimestre, lo que representa un 31% más que en el mismo periodo del año anterior (6.681 kg). La Fundación tiene instalados ocho contenedores en la vía pública donde los vecinos depositan la ropa, el calzado, los complementos y el textil de hogar que ya no utilizan y a los que se les da una segunda vida. Es un servicio gratuito y representa un ahorro importante en los gastos de recogida y eliminación de residuos sólidos urbanos.

Menos emisión de CO2 La reutilización y el reciclaje de textil contribuyen a la protección del medio ambiente y a la lucha contra el cambio climático: además de recuperar las prendas, se evita su depósito en vertedero contribuyendo a la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero (GEI). Cada kilo de ropa que se reutiliza y no es incinerado evita la emisión de 3,169 kg de CO2, según datos de la Comisión Europea. Las más de 33 toneladas recogidas el año pasado representan un ahorro de 107 toneladas de CO2 a la atmósfera.