El Club Clístenes de Galapagar presenta un proyecto para mejorar el uso público del río Guadarrama y fomentar su aprovechamiento cultural

El Club Clístenes, creado en 2015 por un grupo de vecinos de Galapagar y ahora constituido como asociación “al margen de ideologías políticas”, ha dado a conocer su proyecto “Galapagar Río”, que presentan como “una ambiciosa iniciativa ciudadana para mantener el ecosistema del río Guadarrama desde el embalse de Las Nieves hasta su paso por el puente del molino de La Navata, en condiciones óptimas para su disfrute”. Este colectivo reclama en este sentido “una mejora del uso público de sus márgenes y de su área de influencia, compatible con la conservación de la naturaleza”.

poster rio

El proyecto pasaría por la restauración del puente viejo o del Molino de la Navata, resaltando “el valor ecológico del río, fomentando el aprovechamiento cultural de su entorno y aplicando un modelo de desarrollo económico respetuoso y sostenible”.

Del mismo modo, el Club Clístenes pretende diseñar un sendero perimetral, un Centro de Interpretación del “Ciclo del Agua”, para dar a conocer su importancia y la de los restos de los dos molinos harineros del tramo en consideración, y desarrollar un uso deportivo del pantano de Las Nieves.

La actuación, explican, se completaría con una mejora de los accesos y un aparcamiento subterráneo en la estación de Cercanías de La Navata, con un mirador en su superficie. Ahora, concluyen desde la asociación, “es tiempo de difundir el proyecto y conseguir el apoyo de la sociedad, grupos políticos y Administraciones, con compromisos reales para llevarlo a cabo”.

El proyecto se puede consultar en el siguiente enlace: galapagar-rio-01