Un CUC Villalba más fiable para rematar la permanencia

El CUC Villalba tiene la sartén por el mango en la refriega por eludir el descenso en Preferente, cuando quedan seis jornadas para el final. Mantiene cuatro puntos de ventaja sobre el descenso, tras su complicado duelo con Las Rozas (0-0), y mira con optimismo al difícil calendario que le queda, empezando por la visita de este domingo al nuevo líder de Preferente, el Colmenar –Alberto Ruíz, 11:30 horas-. Lo que antes era una sucesión de penalidades se ha transformado en señales positivas, sobre todo desde que Mario Alin, con su gol en el último minuto ante el Canillas, diera al equipo una victoria fundamental para tomar aire en la clasificación.

cuc

 

Ese gol, más detalles como el penalti detenido por Martín Ferriz ante Las Rozas y la mayor seguridad sobre el campo que muestra el equipo, se han combinado con el notable atasco de gran parte de los rivales directos: ninguno de ellos, salvo el San Roque, ha enlazado dos victorias consecutivas. Y el Villalba ha sumado siete de los últimos nueve puntos para irse a los 32, una cifra que va en línea con los 38 puntos presupuestados por Borja Fernández-Blanco para lograr la permanencia, si bien podría ser necesario alguno más si se da un quinto descenso por arrastre debido a la caída de algún equipo madrileño de Segunda B –peligran el Navalcarnero y el San Sebastián de los Reyes-. El entrenador calificó la última jornada de “muy buena, porque hemos hecho lo mismo que los que vienen por detrás, jugando con Las Rozas, que es un equipo que ha mejorado mucho. Visto cómo iba el partido, nos valía el 0-0, teniendo en cuenta el plus que nos dio ganar en Canillas”.

Visita al líder 

El CUC Villalba buscará los seis puntos que le faltan para sellar la permanencia virtual en un calendario final que comienza con dos salidas consecutivas: la primera, al campo del líder Colmenar; y la segunda, al feudo de un rival directo, el Sporting Hortaleza. El equipo realizará mañana viernes su última sesión preparatoria con vistas a encarar a un Colmenar que parece lanzado hacia Tercera División, y cuyo núcleo duro, incluyendo a su entrenador, Pedro Pablo Díaz Fresno, cerró la puerta del ascenso a Preferente con un gol en el tiempo añadido a Borja Fernández-Blanco, cuando el hoy técnico villalbino dirigía al Torrelodones. “Es un equipo muy peligroso, sobre todo si se adelanta en el marcador, porque entonces te puede volver loco. Son muy móviles, tienen laterales que suben mucho, y juegan muy abierto, como nosotros. Creo que nos tendrán algo de respeto por lo que pasó en la ida”, dice Fernández-Blanco, recordando aquel gran partido que el Villalba llegó a ir ganando por 2-0 y acabó perdiendo 2-3, tras un vistoso intercambio de golpes.

El CUC Villalba viajará al Alberto Ruíz con la buena noticia del regreso del central Mendi, que vuelve a la convocatoria tras pagar sus tres partidos de sanción. Con él, no habrá dudas sobre la ubicación de Boby como cerebro en el medio campo, tras su gran partido como central ante el Canillas, algo fundamental para poder discutir el balón a Castillo, la pieza clave en la salida de pelota del Colmenar. La preocupación de Borja Fernández-Blanco durante la semana ha sido Pedro Obama. El máximo anotador de la Liga jugó renqueante ante Las Rozas y sin su habitual capacidad de desborde, un arma clave a recuperar ante el líder y equipo máximo goleador de Preferente.

Jaime Fresno