Un concejal de Cambiemos Villalba, expulsado del Pleno al insistir en una pregunta sobre el Canal que previamente no había sido admitida por “reiterativa”

11
Fotografías: R. Herrero

Sobre el papel el Pleno celebrado en la tarde de ayer en Collado Villalba era de puro trámite, pero acabó calentándose con el ya anunciado rechazo del Ejecutivo a admitir la pregunta de Cambiemos sobre el Canal de Isabel II, argumentando que era reiterativa. Horas antes, este grupo municipal había ofrecido una rueda de prensa recordando que en octubre del pasado año habían pedido datos económicos y jurídicos sobre la relación del Ayuntamiento con esta empresa, pidiendo además que el Consistorio se personara en el ‘caso Lezo’.

18

“La resistencia a transparentar la gestión del ayuntamiento sobre este asunto resulta especialmente preocupante tras las graves noticias conocidas recientemente. Si el equipo de gobierno no tiene nada que ocultar respecto a la relación del Ayuntamiento y el Canal de Isabel II Gestión, S. A., ¿por qué no permite que se hable del tema en el Pleno, ni simplemente entrega la información solicitada desde hace meses?”, señalaron desde esta formación, advirtiendo que preguntaría en la sesión sobre este mismo tema, “aún a riesgo de que sus miembros sean llamados al orden y sean expulsados del Pleno por la regidora”. Dicho y hecho: el concejal de Cambiemos Darío Unai Cristóbal acabó interviniendo para insistir en su pregunta sobre el Canal, provocando su expulsión después de que la alcaldesa, Mariola Vargas, le llamara al orden. Tras su salida, el resto de ediles del grupo municipal decidió abandonar sus sillones para quedarse entre el público el resto de la sesión.

14

Protestas de los comerciantes

Al Pleno acudieron también numerosos comerciantes del centro de Collado Villalba –portando carteles como los que desde hace unas semanas se pueden ver en varios establecimientos de la zona-, para pedir cambios en la Ordenanza Reguladora de Aparcamiento (ORA), entre otros la ampliación de una a dos horas gratuitas, así como la simplificación de la obtención del ticket en los parquímetros, la reducción de las calles afectadas y la regulación del parking de Honorio Lozano y Batalla de Bailén. Todo ello, aseguraron, para evitar el cierre de unos negocios que desde la reimplantación de la ORA han sufrido “drásticas pérdidas”. Por su parte, desde el Ejecutivo reiteraron que el aparcamiento regulado favorece el dinamismo y la rotación de vehículos en la almendra central de Villalba.

13