La opción de ascenso entusiasma a los pioneros del voleibol villalbino

El campeonato de Liga en Primera Nacional y la opción de saltar a la Superliga 2, la segunda división española, ha hecho rememorar a los históricos la singladura del voleibol villalbino a lo largo de sus más de 40 años de vida. En el recuerdo, las figuras de Enrique Blas Echevarría y Martín Soria García, cuyas tempranas muertes, cuando todavía tenían mucho que ofrecer a su deporte, marcaron a fuego a las nuevas generaciones. La mayoría del organigrama técnico y el plantel de jugadores de la plantilla campeona es producto de la filosofía que ellos implantaron entre las décadas de los 70 y 80, primero en el Instituto Jaime Ferrán y después en el Pabellón Municipal, construido en 1984. De aquel grupo pionero, Aquí en la Sierra ha recabado los testimonios de José Luis Blas, Juan Carlos Soria, Ricardo Esteban y Pedro Pablo García, entusiasmados con la gesta ya realizada en la fase regular y con la posibilidad de lograr el histórico ascenso.

VoleyAños70
Equipo del Jaime Ferrán, hacia finales de los 70, donde se identifican a Pedro Pablo (de pie a la izquierda), Quique Blas -de pie cuarto por la izquierda- , Juan Carlos Soria (agachado tercero por izquierda) y José Luis Blas, agachado primero de la derecha / Fotografía cedida por José Luis Blas

JOSÉ LUIS BLAS / Exjugador y entrenador C.V. Collado Villalba

“Esperemos que estos grandes resultados continúen muchos años” 

El único objetivo de nuestro club siempre fue la enseñanza de una actividad deportiva orientada a la formación de jugadores, la mayor participación posible de todos fuera cual fuera su nivel y, como último objetivo, la consecución de resultados deportivos. Aún así, y por la guerra de los Balcanes, llegaron dos chavales yugoslavos, Vladimir y Vuck, que, con su inmediata integración en nuestro pueblo y en el club, contribuyeron a una época de esplendor y grandes resultados, llegando a jugar una fase de ascenso a Primera División. La mezcla de estos dos jugadores con nuestra cantera, los Kiko, Juan Luis, Ramón, Nacho, Alberto y otros muchos grandes jugadores y mejores deportistas, dio lugar a las actuales generaciones de jugadores de voley, ya que a su vez se hicieron entrenadores y continuaron con la política de nuestro club. Ahora vuelve a dar grandes resultados y esperemos que podamos continuar muchos años, ya que cada vez es más caro hacer deporte federado, a pesar de las facilidades dadas por la Federación Madrileña de Voleibol y nuestra gran amiga Susana, la cada vez menor subvención municipal y el aumento en las aportaciones de jugadores y familia a pesar de la crisis económica. Daros las gracias a todos por los buenos y a veces malos momentos vividos y disculpadme por no nombraros a todos, pero no habría sitio para ello.

JUAN CARLOS SORIA / Exjugador C.V. Collado Villalba

“No llego a imaginar lo orgullosos que estarían mi hermano Martín y Kike Blas” 

Como fiel seguidor y amante de este maravilloso deporte que es el voleibol, no me debo menos que el felicitar al equipo sénior masculino por su merecidísima consecución de la liga del grupo A de Primera Nacional, que le da derecho a optar al ascenso a la división de plata del voley Nacional. Mi más sincera enhorabuena tanto a los gladiadores como a su grandísimo entrenador y amigo, Ramón Guardado. No me puedo llegar a imaginar lo orgullosos que estarían tanto mi hermano Martín Soria como nuestro entrañable amigo Kike Blas, verdaderos culpables e iniciadores de este deporte en Collado Villalba, los que por primera vez trajeron a nuestro pueblo un balón de voley. Desde lo más profundo de nuestro corazón, tanto mi familia como yo, quiero deciros algo muy importante:

Gracias, gracias, gracias…Os queremos. ¡Bendita familia del voleibol!

Voley15
Equipo de la escuela municipal, a finales de los 80, con Ramón Guardado -actual entrenador del CV Collado Villalba- agachado en el centro / Fotografía cedida por José Luis Blas

RICARDO ESTEBAN / Exprofesor IES Jaime Ferrán

“Son muchos sacrificios como para que por falta de apoyos no podamos disfrutar del espectáculo de la Superliga 2” 

Otra nueva oportunidad llama a nuestra puerta: el posible ascenso de nuestro equipo sénior a la Superliga 2. Como es sabido, una de las prioridades se basa en dedicarnos a la formación de jugadores (y nos referimos tanto a los componentes de los equipos femeninos como a masculinos), pero llevamos muchos años viendo como aquellos jugadores formados desde las categorías inferiores de nuestro club, están jugando en equipos de élite de las principales ligas del país.

La promoción de nuestro querido deporte pasa por tener equipos y jugadores en la más alta categoría posible y ahora tenemos la sensación de que lo vamos a conseguir. Son muchos esfuerzos y sacrificios, con muchas horas de dedicación, como para que por falta de apoyos económicos no podamos disfrutar del espectáculo de la Superliga 2.

Animamos a las entidades económicas a que ayuden a difundir su nombre por toda España, junto con el nombre de Collado Villalba, y a conseguir que desde tempranas edades nuestros niños se ilusionen y jueguen al voleibol, para que a nuestro inolvidable Kike Blas podamos seguir diciéndole: “Siempre estarás con nosotros”.

PEDRO PABLO GARCÍA / Expresidente C.V. Collado Villalba

“Esto no hubiera sido posible sin el trabajo de personas que ya no están en el club” 

Después de unos años donde nuestros equipos femeninos eran la imagen del club, con sus victorias en las categorías inferiores, y sus grandísimos resultados en sénior, ahora le toca el turno a las categorías masculinas, donde el trabajo realizado en los últimos años empieza a dar sus frutos: después de muchas temporadas haciendo un gran esfuerzo por parte de todos, se puede dar el gran paso de un posible ascenso a Superliga 2. Esto va a suponer  intentar en poco tiempo conseguir esta meta con un equipo femenino. Pero sin olvidar nunca lo que nos da la vida, que son los equipos de base, nuestra grandísima escuela, no podemos perder el norte, y hay que tener los pies en el suelo y saber que si no trabajamos con los pequeños y pequeñas de la localidad estamos en el mal camino y nos conducirá al fracaso.

Para acabar, esto no hubiese sido posible sin el trabajo de muchas personas que ya no están vinculadas al club, pero que no se olvidan. Desde aquí mi agradecimiento.