Más de 400 horas de talleres socioeducativos en Moralzarzal, organizados por la Mancomunidad THAM

Moralzarzal ha sido escenario esta mañana de la presentación de los talleres socioeducativos que la Mancomunidad THAM imparte durante el curso en los centros escolares públicos y concertados de la localidad. Unos talleres cuyo objetivo es fomentar en niños y jóvenes hábitos saludables, actitudes igualitarias y habilidades tanto sociales como personales. Las intervenciones se realizan a cargo de especialistas y siempre en horario escolar.

María Mosqueda, técnico responsable del programa ha realizado un repaso de los talleres que se imparten y de las características de los mismos. En Moralzarzal, los más solicitados son: Prevención de la violencia y el acoso escolar, Gestión de emociones y educación afectivo sexual.

moral

En cuanto a la participación, los datos de este curso no están cerrados, pero el año pasado pasaron por los talleres un total de 10.239 alumnos de la Mancomunidad, 2.600 de ellos de Moralzarzal, donde este año se interviene en un total de 99 aulas de Infantil, Primaria y Secundaria, con un total de 416 horas formativas.

Pilar Carrero, directora del colegio Leonardo Da Vinci, donde se ha presentado este programa, ha destacado el elevado grado de satisfacción, tanto de alumnos como de profesores, y ha aprovechado para felicitar a la THAM y al Ayuntamiento por el programa. Además, ha avanzado que han solicitado al Ministerio de Educación y Ciencia el Sello de Calidad Vida Saludable para el centro.

Ángel Martínez, concejal de Servicios Sociales, ha reiterado el compromiso del Ayuntamiento con la Mancomunidad THAM, que se materializa con la subida en la aportación municipal de un 30% en los dos años de legislatura y ha avanzado que se va a continuar en esta línea.

En el cierre, la concejala de Educación, Gema Duque ha incidido en la importancia de esta iniciativa “porque se trata de prevención. Es algo que no se percibe de manera inmediata, pero es una apuesta por el cambio de actitudes y posiblemente no somos conscientes de los problemas que se han evitado gracias a estos programas”. Asimismo, ha destacado que el año pasado este proyecto recibió un premio de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y ha sido incorporado al catálogo de buenas prácticas municipales en la prevención del abandono escolar y el acoso escolar.