Huelga en los autobuses de la Larrea los lunes y martes de marzo y abril desde el próximo día 21

estacion autobuses 1Finalmente los trabajadores del grupo Larrea S.A. Avanza irán a la huelga por “los recortes salariales que estamos sufriendo, el abuso de las contrataciones a media jornada por parte de la empresa y la pérdida de derechos sociales”, ha resumido el presidente del Comité de Empresa, Julio Mateo. Los paros se producirán todos los lunes y martes de marzo y abril desde el próximo día 21 – 21, 27 y 28 de marzo y los días 3, 4, 10, 11, 17, 18, 24 y 25 de abril-.

Esta huelga afectará a los 280 trabajadores de la empresa que da da servicio a una veintena de líneas de autobús de la zona Noroeste de la Comunidad de Madrid. “Sabemos que es una faena para los usuarios, pero es la única medida de presión que nos queda”.

Las reuniones con la empresa se han producido hasta el último momento. Ayer, lunes, tuvo lugar el último encuentro, “pero no hubo ningún tipo de acuerdo”, ha señalado Mateo y tras el mismo se procedió a formaliza la solicitud ante la Dirección General de Trabajo y Empleo de la Comunidad de Madrid por parte del sindicato UGT -aunque en la empresa hay cuatro secciones sindicales diferentes y todas están de acuerdo con la medida que se aprobó en asamblea-.

Ahora será la Comunidad de Madrid la que establezca los servicios mínimos para esos días, aunque desde el Comité de Empresa se cree “que serán abusivos, como siempre, y nos tocará también denunciarlo”.

Esta huelga responde a la “situación continuada que llevamos viviendo desde el pasado verano”, cuando los trabajadores presentaron una denuncia a la dirección de la empresa “al no respetar esta los descansos de tiempos de conducción establecidos por la ley, llegando a conducir en numerosos turnos ocho y nueve horas ininterrumpidas anteponiendo con esta actitud el beneficio económico antes que la seguridad de los trabajadores y por tanto de los viajeros”.

 

No hay autobuses suficientes

autobuses alpedreteTras la visita de un Inspector de Trabajo en junio y con “la denuncia ganada por parte de los trabajadores”, la empresa decidió poner en marcha “un nuevo plan de producción en los que los tiempos de trabajo son insuficientes e irreales (menos tiempo para realizar una expedición del que realmente se tarda), no tienen en cuenta que en horas punta se tarda más en realizar un servicio que en hora valle, dándote siempre el mismo tiempo, y como consecuencia retrasos continuados, menor frecuencia de paso y escasez de plazas (autobuses llenos), al reducir la plantilla de trabajadores del taller el mantenimiento de los vehículos deja mucho que desear, continuas averías y por consiguiente más retrasos, etc.”, han apuntado los conductores en un comunicado con el que piden disculpas a los usuarios por las deficiencias del servicio. 

“En julio y agosto, como hay menos servicios y menos viajeros, todo fue más o menos bien, pero en septiembre nos sentamos a negociar con la empresa para decirles que ese nuevo plan de producción no valía porque no hay autobuses suficientes, eso sin contar las posibles averías que pudiera haber en los que tenemos”, ha explicado Julio Mateo, a lo que hay que añadir que el servicio de mantenimiento de los vehículos se ha suprimido los fines de semana, “por lo que el lunes llegan los conductores y no pueden trabajar, tienen que esperar en la sala a que llegue un autobús para poder hacer el servicio. A veces hay hasta 25 coches sin revisar los lunes”.

nuevos autobuses 4El presidente del Comité de Empresa asegura que sí han intentado hablar con la empresa, pero “hay muchos jefes, el de Producción, Tráfico, Recursos Humanos, Relaciones Laborales… Nos dicen que no se pueden reforzar los servicios porque el Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid no se lo paga, que paga por expedición, y que no pueden poner más, pero somos la única empresa que está así en la zona”, aunque reconoce que “en todas hubo recortes de kilómetros en 2013”.

 

Collado Villalba, el más afectado

El municipio más afectado por esta situación es Collado Villalba. “Por aquí pasan todas las líneas de autobuses, pero a veces, llegamos ya llenos de otros municipios y no paramos. Por ejemplo, este fin de semana, como la gente quería subir a la nieve, se nos llenaba el autobús en el intercambiador de Moncloa y no hemos parado en Villalba ninguna vez. Nadie ha podido subir a trabajar de Villalba a Navacerrada o Cercedilla ni el sábado ni el domingo”.

grupo avanza 2Los retrasos y las incomodidades que generan en los usuarios están provocado muchas quejas. “Un día va a ocurrir una desgracia porque la gente está desesperada porque no llega a trabajar y paran el autobús en medio de la carretera para poder subir o se suben y aunque está lleno no se quieren bajar, así que hemos tenido que llamar a la Policía o a los agentes de seguridad del intercambiador de Moncloa. Un día llegarán a las manos; lo pagan con nosotros, los conductores”, advierte Mateo.

Julio Mateo, que lleva trabajando en la empresa desde el año 1995 no recuerda una situación similar. “Esta siempre ha sido una empresa señorial. Nunca había habido estos problemas”.

La empresa, que originariamente pertenecía a la familia Martín Berrocal, fue vendida al Grupo Avanza en 2004. Posteriormente se volvió a vender a una empresa inglesa y tras 10 años pasó a manos del grupo mexicano de transporte Ado.

El Grupo Avanza presentó sus nuevas instalaciones en Collado Villalba el pasado mes de julio.  La nueva base operativa, en el polígono P-29 de Collado Villalba, acoge 19 líneas interurbanas y tres urbanas que dan servicio a 14 municipios de la Sierra de Guadarrama y más de 250 trabajadores.