Mariola Vargas, alcaldesa de Collado Villalba: “No me importa hablar siempre de dinero, es lo que nos limita para hacer cosas”

La alcaldesa de Collado Villalba, Mariola Vargas, nos recibe en su despacho tras presentar a la prensa la programación navideña y antes de anunciar la tercera remodelación de su equipo de Gobierno (en la primera, en julio de 2015, su segundo teniente de alcalde y responsable de Urbanismo, Ordenación del Territorio, Festejos, Medio Ambiente, Limpieza, Parques y Jardines, Obras y Servicios, y Vivienda, Alberto Sánchez, pasó a ser concejal no adscrito tras ser imputado en la Operación Púnica. En la segunda, en noviembre de 2015, el que fuera concejal de Hacienda, José Ramón López, dejaba su acta de concejal por motivos personales). Un despacho heredado de Agustín Juárez (también relacionado con esta trama) hace ahora dos años. Desde noviembre de 2014 han pasado muchas cosas, la principal, unas elecciones municipales que revalidaron la confianza de los villalbinos en el Partido Popular, aunque esta vez sin alcanzar la mayoría absoluta. Si bien Ciudadanos apoyó su investidura, cada punto del Pleno hay que negociarlo. Y todo en medio de una deuda estimada en más de 120 millones de euros.

mariola-entrevista-2
La regidora villalbina, Mariola Vargas, en un momento de la entrevista / Fotografías: Rafa Herrero

¿No le importa estar siempre hablando de dinero?
No. Es lo que nos limita, la dificultad económica. Si en vez de gastarnos más del 25 por ciento anual en deuda (cerca de 12,5 millones de euros), me dejasen gastármelo en funcionamiento, imagina cómo estaría Villalba. Por eso hablo tanto de dinero.
Entonces, ¿cuánto dinero le queda al Ayuntamiento para poder gastar al año?
15 millones de euros. De ahí tenemos que pagar la limpieza de los colegios (1,1 millones de euros), Parques y Jardines (2), Basura (5,5)… y no hemos encendido la luz, ni dado el gas, ni hemos puesto instalaciones deportivas en funcionamiento, ni la red de teatro, faltan los servicios sociales… Estamos haciendo muchísimo esfuerzo; claro que mi preocupación es el dinero.
¿En todo este tiempo?
Sí. En estos cinco años hemos descubierto nuevas deudas y los servicios van aumentando porque la población ha crecido, pero hemos cumplido con todos los pagos a los que nos hemos comprometido, por eso le pedimos al Ministerio de Hacienda que, de todos los ingresos que tenemos, nos dejen gastar más. No pedimos dinero ni endeudarnos más, pedimos no dar superávit.
¿Como el año pasado?
Sí. ¿Sabes lo difícil que es explicar a los vecinos que hemos dado casi 6 millones de superávit y que no me lo puedo gastar, que es para pagar deuda? Yo ya pago los gastos compremetidos anuales, la deuda financiera ya se irá pagando.

mariola-navidad02¿Hasta cuándo tiene que pagar el Ayuntamiento?
Hasta 2046, cuando es el último canón de la obra del túnel de Honorio Lozano. Nos quedan 30 años, pero aún así hemos mejorado, aunque es muy difícil gestionar algo así. Estamos mejor que en 2011 porque la deuda gorda, la de los pequeños proveedores, que era la que más me preocupaba porque suponía cerrar muchos pequeños negocios y dejar a familias sin su medio de subsistencia, está nivelada.
Dentro de la deuda declarada está la tasa de incendios.
Sí, tras varias conversaciones con la Comunidad de Madrid hemos conseguido aplazar los 18 millones de euros que se debían. Ahora pagamos más de 2 millones de euros al año (se está pagando el importe correspondiente a 2006). He oído al portavoz del PSOE que va a presentar una moción para que se reparta el pago de esta tasa (ahora solo pagan los municipios de más de 20.000 habitantes). La vamos a apoyar porque no es justo este sistema, queremos que la cuota sea per cápita para todos los municipios; bueno yo excluiría a los de menos de 5.000 habitantes. Además, nuestro parque de bomberos afecta a una zona en la cual la mayor parte de los recursos que se destinan a los incendios forestales son en otros municipios, ni en Villalba ni en Galapagar, que son los que pagamos esa tasa. Si es justo para Villalba lo votaré, no es la primera vez, ya lo hemos hecho. Soy del PP y respresento al PP, un gran partido del que me siento orgullosa, pero soy la alcaldesa de Collado Villalba y eso va antes.
La oposición afirma que el PP se escuda en la deuda para no hacer nada y que mientras tanto Villalba está paralizada.
Entiendo su papel, juegan a decir que es falta de voluntad o desidia, pero no cierto. Sabemos hacer un buen contrato de basura, pero no hay dinero. Si alguien tiene claro cómo mejorar los servicios de un contrato como el de la basura, que es el reto más importante para el próximo año, sin aumentar el coste que me lo diga, estamos abiertos a la participación. ¿Cómo podemos comprar camiones, que los nuestros están muy viejos, sin gastar? No es fácil.
¿Qué opina de los presupuestos participativos que pide la oposición?
Me parece una idea fantástica, creo que lo llevábamos en nuestro programa electoral, es algo que no se han inventado los nuevos partidos, pero participar de nada es muy complicado. Solo puedo sacar a participación algo a lo que ya me ha dado el visto bueno el que me lo tiene que dar (el Ministerio de Hacienda).
Entonces, ¿para cuando los presupuestos de 2017?
Lo antes posible. Lo suyo es tener presupuestos nuevos adaptados a la situación actual, que ha variado y mucho. Por ejemplo, el nuevo contrato de Parques y Jardines nos cuesta el doble (1,7 millones de euros), el de la Basura va a costar mucho más de lo que tenemos ahora. Tiene que estar antes de julio, pero yo ya he tenido conversaciones con algún portavoz que me ha dicho que va a votar en contra, sin verlo, por desgaste político.
Quedan dos años y medio para que concluya la legislatura. ¿Cuál es su principal reto?
Que siga bajando el paro. Ahora hay 500 personas menos en el paro que en diciembre de 2015. La gente lo que quiere es tener trabajo, más que vivir de una prestación o ir a Servicios Sociales, que es desagradable para todo el mundo. El empleo es la mejor política social. Además, desarrollaremos todo el Programa de Inversión Regional (el antiguo Prisma) con la modernización de la Administración pública, entre otras cosas.

mariola-entrevista-3Algo en lo que coinciden todos los grupos de la oposición es su recelo por el trato que mantiene con el concejal no adscrito, Alberto Sánchez. Consideran que tiene más poder que el que debería tener alguien en su posición.
Sus atribuciones están perfectamente reguladas en el reglamento orgánico y a qué tiene derecho, y se cumple estrictamente. Se le convoca a todas las comisiones, no a las Juntas de Portavoces, no tiene despacho ni ordenador… Accede a la documentación como cualquier concejal, no tiene más información por los cauces legales. A mí las quejas que me han llegado es que nos seguimos hablando con él, obviamente, también hablo con los otros grupos, y que entra en el Ayuntamiento, como cualquier vecino puede hacer. Es miembro de la Corporación municipal, le pese a quien le pese. Creo que hay una enemistad profunda y una animadversión por algo que viene de antes, pero aquí hemos venido a trabajar, no a ser amigos ni enemigos.

“Si depende de mí, no me volveré a presentar como alcaldesa”

Aunque quedan dos años y medio para las próximas elecciones municipales, la actual regidora, Mariola Vargas, tiene claro que no se va volver a presentar a este cargo. “Si depende de mí, no. Siempre he dicho que lo que quiera mi partido, pero quiero volver a ser médico, es que mi trabajo me encanta. Me da la sensación de que me estoy quedando muy aislada. Si se pudiera compatibilizar, me lo pensaba. Tengo muchas ganas de volver a ejercer. Sé que hay alcaldes de municipios grandes que piden media dedicación y lo hacen, por lo menos para hacer una guardia de fin de semana”.

La reprobación y posible moción de censura
La reprobación aprobada por todos los grupos de la oposición en el Pleno de septiembre supuso un punto de inflexión en su mandato. “Es más postureo político que otra cosa. Me sorprende que, al mes siguente, Cambiemos Villalba presentase una moción en la que poco menos que justificaba todo lo que estábamos haciendo por la deuda tan grande que tenemos”. Preguntada sobre sí reprobaría la postura de la oposición contesta que “no me están ayudando nada, es evidente, sistemáticamente hay grupos que a todo lo que proponga el Partido Popular, independientemente de si va a beneficiar a los vecinos, van a votar en contra, porque consideran que es su obligación, yo lo he hablado personalmente con alguno de los portavoces”.
Tras esta reprobación, asalta la posibilidad de una moción de censura. “Ellos son mayoría y si entienden que pueden hacer algo mejor para el municipio, tienen las herramientas legales para hacerlo. Aunque aritméticamente les salgan las cuentas, lo veo complicado porque hay mucho desacuerdo entre los grupos e internamente entre alguno de los grupos, lo que es peor”.

María Mateos