“Gracias, Concha” (un artículo de Félix Alonso, del Colectivo Rousseau)

concepcion01

El mes pasado hacía referencia a Tarso Genro, el alcalde de Portolegre que puso en marcha los presupuestos participativos. Concha García, primera concejala de Participación Ciudadana en nuestro pueblo, y a la que conozco bien, me contó encantada su participación en un acto que organizó la Fundación Pablo Iglesias junto con Borrell, con la presencia del propio Genro explicando su novedoso proyecto y su deseo de ponerlos en marcha aquí, en San Lorenzo. Se puso manos a la obra y no paró hasta la aprobación en pleno de un texto que se dio a conocer al pueblo con el título “PARA OÍR TUS OPINIONES”. Conservo un ejemplar, firmado por la concejala, y en él se decía: “Desde el año 1979, momento en que se inició la gestión de los ayuntamientos democráticos, para un gran número de alcaldes y concejales de muchos municipios, ha venido siendo objeto de atención y de preocupación la necesidad de profundizar en la democracia en el ámbito de la vida local. El nuevo equipo de gobierno…” […] “Y desde ese mismo momento he trabajado en la línea de facilitar el acercamiento a los ciudadanos, tanto individual como colectivamente a los asuntos públicos”, para terminar señalando que “el reglamento aprobado en el pleno pretendía ser un buen cauce para aproximar la gestión municipal a todos los ciudadanos”.

Han pasado muchos años y se necesita un nuevo reglamento, pero hasta que llegue ese ansiado momento nuestra asociación ha presentado una propuesta cultural que tiene el título genérico de “Nietzsche en San Lorenzo de El Escorial”, y que  pretende situar a nuestro pueblo en el centro del pensamiento filosófico, con un curso abierto a todos los vecinos, a modo de “Diálogos con la Cultura Occidental”, con la pretensión de que durante el invierno, y por mediación de la filosofía, fuéramos un referente, con la presencia de los más prestigiosos especialistas tanto españoles como a nivel internacional.

Si en el pleno municipal del pasado día 24 se hubiera presentado este proyecto, u otro de parecido calado cultural, en lugar del “voluntariado de Protección Civil”, los bancos de la derecha no lo hubieran tenido tan fácil a la hora de votar negativamente. Al menos se hubiera conseguido que el filósofo de la muerte de Dios hubiera estado por unos momentos en su boca, lo cual no es poca cosa.

Nuevamente, el grupo AME llevó al pleno una propuesta muy de su estilo, en este caso Paracuellos, y nuevamente no se supo contestar de la forma que a mí me gustaría: reconocer los hechos, explicar por qué sucedieron, levantar la voz para decir basta a la propaganda antirepublicana, y poner a disposición de Zarco las últimas investigaciones históricas, desde Viñas hasta Julius Ruiz.