Valdemorillo celebra del 4 al 6 de noviembre su Feria de la Cerveza, con nueve marcas procedentes de Madrid, Almería, Orense, Toledo, Burgos y Badajoz

Españolas y de calidad, sobre la base de ingredientes naturales; refrescantes y variadas, ya sean rubias, de trigo, tostadas… Las cervezas artesanas vuelven a poner un sabor muy especial al primer fin de semana de noviembre en Valdemorillo. Y lo hacen en una feria que además de aumentar la presencia en número de marcas, ahora 9 en total, llegadas de diversos puntos del país, presenta más de una veintena de puestos en su Artesanato Medieval. Porque muchos son los atractivos que logra reunir esta segunda edición que se inaugura el viernes, 4 de noviembre, a las 18,00 horas, en el Pabellón Municipal de Fiestas, para prolongar su encuentro con el público, de forma prácticamente ininterrumpida, hasta el domingo 6.  La entrada, gratuita, y el precio fijo de 2 euros por caña (sin más coste, ya que en esta ocasión no se abona nada por el vaso), marcan la pauta del encuentro donde todos, incluidos los más pequeños, podrán disfrutar con las sorpresas incluidas en esta convocatoria.

cerveza01

Ofreciendo las peculiaridades propias de cada marca, como las elaboradas con agua de mar o con calabaza, esta feria crece en calidad, volviendo a acercar las variedades de Monasterio, con sus bebidas de alta fermentación fabricadas en este municipio, junto a lo mejor de los barriles producidos por Pardao, Monte Rei y Chopps, las tres originarias de Ourense, el toque andaluz de la almeriense San Francisco, el contraste que aportan La Siberia, de Badajoz, y Tierra Madre, de Aranda de Duero (Burgos), la Wagon, toledana y La Morena de Madrid. Con todas ellas se irán tirando las cañas que podrían hacer correr otros dos mil litros de buena y artesanal cerveza, como ya se registrara el pasado año. Y es que tal como anuncia Nino Gil Rubio, responsable de la Concejalía de Comercio, Turismo y Desarrollo Local, en esta edición “se va a más, en calidad y servicio, para hacer que nuestro pueblo haga disfrutar a vecinos y tantos otros madrileños de esta apuesta por el trabajo artesano como fuente de atractivo turístico”.

cerveza02

Y precisamente para llenar aún más de contenido esta cita, del 4 al 6 de noviembre también se va a poder disfrutar de una agenda de actividades que hará aún más dinámica la feria. Comenzando por los niños, en estos tres días se sucederán cuentacuentos y talleres de juguetes medievales, que seguro les harán divertirse a lo grande, junto a las atracciones infantiles con curiosos balancines y colchonetas para los más peques, instaladas en el mismo Pabellón. Y tampoco faltará la invitación a los mayores a probar  ‘practicando’ una no menos simpática propuesta, talleres de creación de jabones que se irán formando con los grupos que quieran apuntarse a esta actividad. Y para completar y acompañar la cata de las cervezas, también podrán degustarse platos de pulpo, lacón a la gallega, empanadas y filloas dulces, entre otros productos.

En suma, se acerca ya el momento de seguir todo este ‘recorrido cervecero’, que, además, tiene premio, lotes de cerveza para aquellos que entreguen las papeletas con los sellos al completo de las marcas participantes y entren en el correspondiente sorteo. El nombre de los ganadores y la entrega de los lotes se vivirá el domingo, a las 14,00 horas. En este sentido, cabe recordar que el horario de apertura se mantendrá hasta las 0,00 horas del viernes, de once de la mañana a doce de la noche del sábado, y también desde las 11,00 a las 16,00 h. del día 6. Muchas horas, por tanto, para vivir una feria que vuelve a contar con la implicación de la Asociación para la Divulgación de la Cultura Artesana Gallega (de ADICCAG), en colaboración con Nino Gil Rubio, al frente de la Concejalía promotora de la idea.