Empacho de verano (Consejos de salud de ‘Farmaestro’)

Después de las merecidas vacaciones llega el momento de volver a nuestro día a día. Y uno de los puntos a tener en cuenta es el empacho de comida y bebida al que hemos sometido a nuestro organismo, sin duda el mayor “damnificado” de los excesos vacacionales. Exceso de comida y exceso de bebida que hacen necesario pasar por taller para ajustar las piezas de un mecanismo casi perfecto. La principal pieza es el hígado, cuyas funciones fundamentales son cuatro: Metabolismo, Excreción, Detoxificación y Almacenamiento. Necesitamos que esté en perfectas condiciones para llevarlas a cabo, y es por eso que será nuestro objetivo prioritario.

Cardo-Mariano
Existen una serie de plantas con probada eficacia a este nivel. Cada una de ellas actúa de una manera distinta, bien favoreciendo la eliminación hepática, bien protegiendo el hepatocito. Las más famosas son la Alcachofa, el Cardo Mariano (en la imagen), la Achicoria… y otras menos famosas aunque igual de importante como el Romero, la Cúrcuma, el Limón…
Otro producto más exótico que nos puede ayudar es el agua de mar. Además de recordarnos lo bien que lo pasamos, al tomar el agua de mar (ultrafiltrada para evitar contaminaciones) vamos a proveer a nuestro cuerpo de todos los oligoelementos que necesitan nuestras enzimas para funcionar, va a equilibrar las concentraciones de electrolitos de nuestro organismo y, aunque está salada, no nos va a subir la tensión. Con 30 ml al día tendremos suficiente para recuperarnos.

Carlos López Díaz de Rada (FARMAESTRO, Alpedrete)