El Plan General provoca la primera fractura en el tripartito de Alpedrete: el PSOE acusa a Podemos de “traicionar” el pacto de gobierno

Firma acuerdo Gobierno
Firma del pacto de gobierno entre Alpedrete Puede, UNPA y PSOE, el 12 de junio de 2015

Un año y un mes después de que se iniciase la legislatura, el equipo de Gobierno de Alpedrete, formado por Alpedrete Puede, PSOE y UNPA, vive su primera crisis, con el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en el centro de la polémica. Después de una reunión de urgencia del Ejecutivo, celebrada en la mañana de este jueves, el grupo municipal socialista ha emitido un comunicado -con el contundente título de “Podemos traiciona el pacto de gobierno”- en el que afirman que, tras el documento “emitido por el Círculo Podemos sobre el PGOU, pactado y rubricado por el actual alcalde del municipio, Carlos García-Gelabert, el PSOE se replanteará de manera sosegada y tranquila las acciones que devuelvan al municipio la transversalidad y el buen hacer de su Gobierno”.

Los socialistas -cuyo número dos, Juan Aragoneses, es el concejal de Urbanismo- recuerdan que en el pacto de gobierno, firmado el 12 de junio de 2015, las tres formaciones políticas que integran el equipo de Gobierno acordaron modificar el Plan General elaborado por el Partido Popular, aceptando la propuesta del PSOE de modificarlo en los siguientes puntos: estimar las alegaciones presentadas por este grupo en 2014, eliminar el desarrollo de Cerca de los Robles, y eliminar igualmente la ampliación del casco urbano. Además, se contemplaba la convocatoria de una consulta ciudadana.

marta diaz
Marta Díaz, del PSOE (Fotografía: Rafael Herrero)

En cuanto a las 159 alegaciones presentadas por el PSOE, este partido mantiene que son “claras y concisas”, añadiendo -en respuesta al comunicado de Podemos- que el acuerdo firmado por el tripartito “sí habla de que Arcilleros Norte sea urbanizable, con el 60% de viviendas sociales y el 50% de éstas en régimen de alquiler”. También prevé que el polígono industrial se amplíe y cambie a comercial, así como que se construyan 800 viviendas en Los Llanos Sur (“de lo contrario sería económicamente inviable”, subraya el grupo socialista”). Del mismo modo, el PSOE asegura que el acuerdo habla de aumentos de edificabilidades, “actuaciones especiales obligadas por Ley” y de la modificación de errores técnicos.

Este documento del PGOU “pactado por Podemos, UNPA y PSOE”, prosiguen desde las filas socialistas, “fue entregado en el Ayuntamiento por el redactor el día 5 de abril de 2016”. El coste de los trabajos, explican, asciende a 30.000 euros más IVA, cantidad ya abonada “con la rúbrica del alcalde”, afirman. En caso de no aprobarse el Plan General, ese dinero público “se perdería”, mantienen desde este grupo, que añade que llevan esperando desde principios de abril a que el regidor alpedreteño convoque el Pleno para aprobar el PGOU.

El comunicado del PSOE llega después de que el miércoles Podemos Alpedrete publicase un texto con el título de “El PGOU, a debate”, señalando en primer lugar que el Plan General que actualmente se debate en el equipo de Gobierno es la última versión del que planteó por primera vez el PP allá por diciembre de 2005”. A pesar de las modificaciones introducidas desde entonces, añade esta formación, “sigue teniendo el planteamiento urbanístico, el espíritu político y muchos de los errores técnicos del Plan original del Partido Popular”. Por ello, Podemos entiende que es un planeamiento “obsoleto, fruto de otros tiempos, los de la burbuja inmobiliaria”, arrastrando “una larga historia de irregularidades y conflicto social”, además de “heredar muchos de los errores técnicos y despropósitos urbanísticos” de aquel Avance del PGOU.

alcalde alpe 1-3
El alcalde, Carlos García-Gelabert (Alpedrete Puede) – Fotografía: R. Herrero

En cuanto al acuerdo firmado con el PSOE y UNPA, Podemos afirma que “realizó un duro sacrificio político”, cediendo en este “punto programático fundamental” y “llegando a un acuerdo” que se basaba en algunas de las propuestas socialistas. En este sentido, la formación morada exige que el acuerdo “se cumpla tal y como fue pactado, sin desvirtuarlo con adiciones y tergiversaciones”. Todo ello supondría, según este grupo, que el sector de Arcilleros Norte se mantenga como “no urbanizable”, que el Polígono “se amplíe lo menos posible”, que el desarrollo de Los Llanos Sur se limite a 400 viviendas (y no 800), que no se introduzca “ningún aumento de edificabilidades, que se eliminen las “actuaciones especiales” y que se corrijan los “errores técnicos y las lagunas en la planificación que se arrastran de versiones antiguas del Plan”.

Así las cosas, Podemos reclama “la máxima participación popular posible” y “el mayor consenso entre grupos políticos y ciudadanos, con completa transparencia y pensando en el bien común y no en el beneficio de unos pocos”. En definitiva, concluyen, “el Círculo Podemos de Alpedrete se opondrá a cualquier PGOU que no cumpla con lo expuesto”.