Tras un año de litigios, Tomás Entero deja de ser el empresario de la plaza de toros de San Lorenzo de El Escorial

Después de un año de litigios en los tribunales, a finales de junio se daba por finiquitada la relación entre Julio Aparicio, propietario de la plaza de toros de San Lorenzo de El Escorial, y Tomás Entero, empresario que en 2013 asumió la gestión del coso gurriato, aunque el año pasado finalmente no llegó a organizar la tradicional feria taurina, después de que el nuevo equipo de Gobierno decidiese retirar la aportación de unos 24.000 euros que durante los últimos años se hacía desde el Ayuntamiento -en concepto de compra de entradas que después se repartían entre las personas mayores de la localidad- para la celebración de estos festejos.
Esta situación acabó derivando en una demanda contra el empresario colmenarejano, que al parecer habría argumentado el peligroso estado de la plaza para reclamar la rescisión del contrato. Pese a ello, nada había impedido que la feria se llevase a cabo con normalidad los dos primeros años de su etapa como gestor, en 2013 y 2014.

plaza de toros sanlo 2
Fuentes próximas a Julio Aparicio lamentan las maneras de Entero -que recientemente se ha quedado también sin la gestión de la plaza de Torrejón de Ardoz y cuyo nombre apareció a finales de 2015 en la lista de morosos que publica la Agencia Tributaria- y del administrador único de Equltauro, Juan Carlos Beca Belmonte, asegurando que la cancelación de la relación contractual supone un “final vergonzoso” en todo este proceso.
Lo único positivo
Han sido meses, afirman, de “gastos judiciales importantes, atendiendo a recursos absurdos de letrados que parece ser ni conocían el contrato ni tenían mucha idea de lo que es la plaza de toros de San Lorenzo”. “Todos los gastos han corrido a cargo del dueño, Julio Aparicio, y lo único verdaderamente positivo es la entrega de la plaza a su propietario para que haga lo que considere oportuno en el presente año”, explican estas mismas fuentes. De hecho, avanzan que ya se ha hecho el ofrecimiento en este sentido al Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial, donde el pasado mes de mayo se aprobó una moción presentada por el Partido Popular y Alternativa Municipal Española (respaldada finalmente por el grupo municipal de Ciudadanos, tal como informamos en “Aquí en la Sierra”) instando al equipo de Gobierno a que realizase las gestiones oportunas para recuperar la tradicional corrida de toros del 10 de agosto.
Ahora, una vez que la plaza ha quedado ‘libre’, lo primero que ha de resolverse es si cuenta con el visto bueno de los técnicos para la celebración de festejos taurinos.